Falta una semana para que buena parte de los niños españoles vuelvan al cole. Una semana en que las familias nos sumimos en un torbellino de emociones como incertidumbre, inseguridad, miedo, necesidad y culpa.

 

¿Cómo será la vuelta al cole? ¿habrá comedor? ¿Cómo serán las entradas y salidas? ¿Mantendrá mi hijo la mascarilla puesta? ¿Y se alguno se contagia?

 

Son dudas que todos los padres y madres tenemos hoy.

 

Estamos en una situación sin precedentes, en la que la falta de medidas o las medidas adoptadas (improvisadas en mi opinión) nos hacen plantearnos si hacemos lo correcto llevando a nuestros hijos al colegio. Y eso para los afortunados que pueden planteárselo ¿verdad? Miles de madres y padres no pueden hacer otra cosa que llevarlos, cruzando los dedos y encomendándose a quien consideren para que no pase nada.

 

 

 

 

Si eres de estos últimos, que llevarán a sus hijos al cole, quiero darte algunos consejos para preparar a tus hijos y a ti misma, para la inminente vuelta a las aulas:

 

Acompaña a tu hijo en todo momento. 

Los niños han pasado más de 5 meses sin ir al cole entre confinamiento y vacaciones de verano. Además, son conscientes de que la vuelta al cole no va a ser como todos los años. Puede que no lo sepan poner en palabras, pero perciben el nerviosismo de sus padres, conversaciones veladas (o no tan veladas) sobre las medidas de seguridad que se están adoptando, miedo por no saber si estarán en el mismo grupo que sus amigos… Son todo dudas y miedos que en un niño, pueden convertirse en un drama (totalmente justificado en mi opinión).

 

Por eso, es importante que acompañemos emocionalmente a nuestros hijos, y validemos sus emociones, que pongamos en palabras sus sentimientos, y que seamos sinceros (adaptando el mensaje a la edad y desarrollo del niño).

 

Entre los 2 y 6 años el miedo de los niños está muy relacionado con el miedo de los padres, que son sus referentes. Intenta adoptar una postura tranquila y segura, aunque por dentro no sientas ni esa tranquilidad ni esa seguridad, porque si te ven con miedo ellos también lo sentirán, y puede ser muy peligroso a largo plazo.

 

Para los niños de primaria, se trata de dar seguridad sin negar ni mentir, sin negar la realidad a la que nos y se van a enfrentar.

 

A esta edad, sus miedos están relacionados con lo que perciben de su entorno y de la información que captan de su alrededor. Es conveniente que hables con tu hijo, con tranquilidad, de aquello que se va a encontrar, y de cómo gestionar el posible miedo o inseguridad. Además, aunque lo harán en el colegio, no está de más que refuerces las medidas que debe adoptar tu hijo para mantenerse seguro (mascarilla, lavado frecuente de manos, distancia de seguridad, nada de intercambios con compañeros…).

 

Explícale que los profesores llevarán mascarilla, que les tomarán la temperatura cada día, que las mesas estarán separadas y que es muy importante que se lave las manos con frecuencia.

 

Se trata de darles seguridad sin omitir información.

 

Puedes preguntarles ¿qué necesitarías para no tener miedo de ir al cole? Y de su respuesta, valorar el grado de incertidumbre que tiene.

 

Prepara a tu hijo para la vuelta. 

A una semana del inicio del cole, empieza (si no has empezado) a establecer determinadas rutinas en casa. Sobre todo, las relativas a hora de dormir, hora de levantarse, adelanta la hora de comer y la de cenar. Es importante para que el día que tengan que ir al colegio, el sueño o cansancio no sea un obstáculo más a los que ya se va a enfrentar tu hijo. Además, las rutinas ayudan al niño a adaptarse a la nueva situación, a entender que las vacaciones se acabaron y que toca adaptarse a la nueva situación.

 

Eso sí, tómatelo con calma. Si el verano ha sido “sobre la marcha”, no quieras establecer rutinas de golpe. Deja que tu hijo se adapta poco a poco. Sin prisa, pero sin pausa.

 

Involucra a tu hijo en la “nueva normalidad”.

Puedes dejarle que elija la mascarilla que va a llevar, la mochila donde meterá el gel, la ropa que usará para el cole, y la que usará para casa… involúcralo en la elección del menú semanal (al menos las cenas, que esas seguro que las hace en casa).

 

Como con cada vuelta al cole (haya Covid o no), procura que la adaptación sea confortable, es decir:

– El momento de dejarle el primer día es el más difícil. Si no permiten a los padres quedarse, dale un beso y un abrazo, espera hasta que se calme y hazle saber que no le abandonas, que papá y mamá estarán esperándole cuando salga.

– Despídete y no desaparezcas. Hay padres que creen que desaparecer es la mejor estrategia para que el niño no sufra su ausencia, pero no es una buena idea. Lo más recomendable es despedirse del niño y explicarle lo que va a suceder para no causarle una angustia añadida al hecho propio de la separación. Es probable que se quede llorando, llamándote… es durísimo, lo sé, pero irte sin decirle nada no hará otra cosa que empeorar ese momento.

– Dale tiempo para que se adapte. Hay niños que entran el primer día como si llevaran todo el curso andado, pero para otros, probablemente la mayoría, la adaptación lleva su tiempo. Es importante acompañar a tu hijo en este proceso, hasta que acabe sintiéndose seguro en ese sitio al que va todos los días, aunque papá y mamá no estén.

 

¿Y si no quieren ir?

 

 

Hay niños que, si ya de por sí no quieren ir al cole, en esta situación menos todavía.

 

Lo primero, identifica cuál es el motivo, escucha qué les

preocupa o no les gusta para ser más conscientes de la situación y adaptar la información que les tienes que dar y averigua qué necesitarían para romper ese rechazo.

 

Y no fuerces. De nada vale ir con el mensaje de “es lo que hay”. Está claro que es así, pero mejor si el mensaje es comprensivo, que impositivo. Ir, va a ir al cole, pero puede hacerlo con miedo y tu ayuda, o con miedo y solo.

 

Si es pequeño, puede ayudarlo hablar de lo que recuerda del cole, sus amigos, las maestras o maestros, anécdotas divertidas… esto creará un clima de confianza en que no todo es malo en el cole.

 

Con cariño (y mucho amor y apoyo),

Laura

¡Oferta Black Friday!

60% descuento

Formación CFC
Self Study

(Hasta el jueves 30 a las 23:59)

¿Te podemos ayudar?